top of page

ITALIA TIMES

italia-header.jpg

DANTE TIMES

3 comidas italianas que despertarán tu lado más curioso

Escrito por: Montserrat Morales


Como ya sabemos, Italia es un país con una gastronomía increíble, no por nada ocupa los primeros lugares en el ranking de los países con mejor talento culinario. Sin embargo, no pueden faltar los platillos que para los ojos de un extranjero se convierten en algo muy extravagante. En esta ocasión toca hablar sobre 3 delicias culinarias que aunque sus ingredientes pueden ser poco convencionales, seguramente tu paladar se llevará una sorpresa.


Empezaremos con algo tranquilo, te presentamos al “Pani ca meusa”:


Este platillo es un bocadillo siciliano tradicional que se ha convertido en una verdadera sensación en las calles de Palermo, la capital de Sicilia. También conocido como "pani ca milza" o "panino con la milza", este plato callejero es una combinación de sabores y texturas que cautiva a quienes lo prueban. La estrella indiscutible de este bocadillo es la "meusa" o "milza", que en español se traduce como "bazo". Esta carne se cuece lentamente en una mezcla de grasa de cerdo y sal, hasta que adquiere una textura tierna y jugosa. Una vez cocida, se corta en finas rodajas y se coloca en un panecillo redondo y crujiente.


Si quieres intentar prepararlo aquí te dejamos su receta:


Ingredientes:


500 g de bazo de ternera

4 panecillos de pan redondos (panini)

Sal al gusto

Zumo de limón al gusto

Queso caciocavallo rallado (opcional)


Instrucciones:


Lava bien el bazo de ternera y quítale cualquier exceso de grasa o membranas.

Hierve el bazo en agua con sal durante aproximadamente 1 hora o hasta que esté tierno.

Una vez cocido, corta el bazo en finas rebanadas.

Abre los panecillos por la mitad y coloca las rebanadas de bazo dentro.

Si lo deseas, espolvorea queso caciocavallo rallado sobre el bocadillo.

Añade sal y un chorrito de zumo de limón al gusto.

Sirve inmediatamente y disfruta de esta delicia callejera siciliana.


Un dato adicional: el “pani ca meusa” es una tradición culinaria que se remonta a la época árabe en Sicilia, cuando el bazo de ternera se consideraba una delicadeza. Hoy en día, es uno de los bocadillos más queridos y populares de la región.


 

Ahora pasemos a un platillo que luce negro y es una variante muy peculiar; hablamos del “risotto nero”, y aunque no lo creas, es un platillo clásico italiano, incluso cierto personaje italiano que pertenece a una famosa serie japonesa lleva su nombre ¿Sabes cuál serie es? ¡Coméntala en los comentarios!


El “risotto nero”, también conocido como “risotto al nero di seppia” o “risotto negro”, es un plato de arroz italiano que destaca por su impresionante color oscuro y su sabor a mar. Originario de la provincia de Venecia y otras áreas costeras del norte de Italia, este risotto debe su color característico a la tinta de la “seppia” un tipo de calamar, que se utiliza en su preparación. Esa tinta aporta un sabor distintivo y delicioso, y junto con los mariscos, crea una experiencia gastronómica única y exquisita.


Y aquí está su respectiva receta:


Ingredientes:


300 g de arroz Arborio o Carnaroli

1 bolsa de tinta de “seppia” (calamar (alrededor de 4 g)

500 ml de caldo de pescado

1 cebolla picada finamente

2 dientes de ajo picados

200 ml de vino blanco seco

300 g de “seppie” (calamares) frescos limpios y cortados en anillos

2 cucharadas de aceite de oliva

Perejil fresco picado para decorar

Sal y pimienta al gusto


Instrucciones:


En una cazuela grande, calienta el aceite de oliva y sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén dorados.


Agrega las “seppie” (calamares) y cocina durante unos minutos hasta que estén tiernos.

Añade el arroz y la tinta de “seppia” (calamar), y mezcla bien para que el arroz se impregne del color y sabor de la tinta.

Vierte el vino blanco y cocina a fuego medio hasta que se evapore.

Agrega poco a poco el caldo de pescado caliente, removiendo constantemente, hasta que el arroz esté cocido y tenga una textura cremosa.

Ajusta la sazón con sal y pimienta al gusto.

Sirve decorado con perejil fresco picado por encima.


Además, sabías que la tinta de calamar o de “seppia” no solo es utilizada para dar color al risotto, sino que también se ha utilizado en la medicina tradicional para aliviar dolencias del estómago y el sistema digestivo.


 

Terminemos con algo que seguramente despertará tu apetito y posiblemente te animes a cocinarlo, si es así, no olvides de enseñarnos tus resultados y etiquetarnos en redes sociales. @ladantemx


Para concluir, hablaos de la “coda alla vaccinara”, una receta clásica de la cocina romana que ha sido transmitida de generación en generación. Se trata de un delicioso guiso de rabo de buey cocido lentamente en una sabrosa salsa de tomate con verduras y especias. El resultado es una carne tierna y jugosa que se desprende fácilmente del hueso y una salsa rica y reconfortante que impregna cada bocado.


Para que puedas prepararla:


Ingredientes:


1 kg de rabo de buey cortado en trozos

2 zanahorias grandes, peladas y picadas en cubos

2 tallos de apio picados en trozos

1 cebolla picada finamente

2 dientes de ajo picados

800 g de tomates pelados y picados (pueden ser enlatados)

250 ml de vino tinto

500 ml de caldo de carne

50 g de aceitunas verdes (opcional)

2 hojas de laurel

2 cucharadas de aceite de oliva

Sal y pimienta al gusto


Instrucciones:


En una olla grande, calienta el aceite de oliva y dora los trozos de rabo de buey por todos lados.

Agrega las zanahorias, el apio, la cebolla y el ajo, y cocina hasta que las verduras estén tiernas.

Vierte el vino tinto y deja que se evapore el alcohol.

Agrega los tomates picados, el caldo de carne y las hojas de laurel.

Lleva a ebullición y luego reduce el fuego.

Tapa la olla y cocina a fuego lento durante al menos 3 horas o hasta que el rabo de buey esté tierno y se desprenda del hueso.

Si lo deseas, agrega las aceitunas verdes antes de servir para darle un toque adicional de sabor.

Ajusta la sazón con sal y pimienta al gusto.


El nombre "vaccinara" proviene de los "vaccinari", los carniceros que tradicionalmente preparaban este plato. Utilizaban la carne del rabo de buey, que en ese momento se consideraba una parte menos noble del animal y, por lo tanto, era más asequible.


 

En conclusión, la cocina italiana es una auténtica joya gastronómica que ha encantado al mundo con sus sabores y tradiciones culinarias. Y es algo de lo que hemos hablado mucho en artículos anteriores, así que por el momento… ¡Buen provecho!




31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Suscríbete para recibir novedades exclusivas

¡Gracias por suscribirte!

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

  • Instagram
  • Facebook
bottom of page