top of page

ITALIA TIMES

italia-header.jpg

DANTE TIMES

Enzo Ferrari: El hombre detrás del Cavallino Rampante

Artículo escrito por Eduardo Montoya Montiel.


Enzo Anselmo Giuseppe Maria Ferrari, nació el 18 de febrero de 1898 en Módena, Italia, en la Región de Emilia-Romagna al norte del país. Hijo de Alfredo y Adalgisa Ferrari, propietarios de una mediana empresa de material ferroviario, creció junto a su hermano Alfredo, dos años mayor que él, lejos del glamour y distinción que el día de hoy se asocian con el apellido.


Archivo familiar, (de izquierda a derecha) Enzo Ferrari, Alfredo Ferrari (hijo), Alfredo Ferrari (padre) y Adalgisa Ferrari.


Su primer acercamiento a una pista de carreras fue a los diez años, cuando su padre los llevó a él y a su hermano a la Coppa Florio una competencia automovilística que se llevaba a cabo desde 1905 en el Circuito de Bologna, ahí, el pequeño Enzo quedaría encantado de por vida con el deporte motor al ver correr a Vincenzo Lancia, quien en el futuro se convertiría en un prestigioso fabricante de autos bajo su apellido.


En sus primeros años, además del automovilismo, Enzo demostró variados intereses, muy distintos a los deseos de su padre que planeaba que él y su hermano heredaran el negocio familiar, pues desde muy jóven comenzó trabajando para el cuerpo de bomberos de su ciudad, y tuvo un paso fugaz como columnista en el popular periodico deportivo italiano La Gazzetta dello Sport llegando a firmar tres crónicas de fútbol, que en ese entonces se seguía considerando un deporte inglés, por lo que no tuvo demasiada relevancia. Esto ocurría solo un par de meses antes del inicio de la Primera Guerra Mundial en julio de 1914.


Podríamos considerar que este fue uno de los periodos más difíciles en la vida de Enzo, pues en 1915, meses después del inicio del conflicto, su padre murió a causa de una neumonía, seguido de su hermano, que falleció al año siguiente durante un voluntariado con las Fuerzas Armadas Italianas; así, en 1917, quedando como cabeza de familia, el joven fue reclutado para trabajar como mecánico en una unidad de artillería en el frente, hasta que en ese mismo año, tuvo que ser dado de baja por enfermar gravemente de pleuresía, una enfermedad respiratoria de la cual logró salir adelante, sin embargo, no le fue permitido regresar al ejército por las secuelas que presentaba de la enfermedad.


Primeros pasos de Enzo en el automovilismo


Al no poder continuar con su carrera en la milicia, Enzo viajó a Turín para aplicar por un puesto dentro de la prestigiosa marca FIAT, sin embargo fue rechazado a pesar de que contaba con excelentes referencias de sus superiores en el ejército, por lo que en un primer momento, se vio en la necesidad de aceptar un trabajo restaurando camiones destruidos en la guerra, y posteriormente en una pequeña fábrica llamada Construcciones Mecanicas Nacionales (CMN) por sus siglas en italiano, empresa con la que más adelante, en el año de 1919, tuvo su primer oportunidad como piloto y que le permitió seguir escalando en su carrera hasta convertirse en corredor de la marca, con la cual obtuvo resultados regulares en ese año, pero que le valieron para que en 1920 fuera aceptado como piloto de pruebas de Alfa Romeo, donde se mantuvo trabajando por veinte años, ocupando importantes posiciones como propietario de un concesionario y Director del Departamento de Competición.


Archivo familiar, Enzo Ferrari en el Alfa Romeo, 1920.


Escuderia Ferrari: El inicio de un legado.


En el año de 1939, con una trayectoria consolidada en el mundo del automovilismo deportivo, Enzo decidió iniciar su propio camino como constructor de automóviles bajo el nombre Auto Avio Construcciones (AAC) la cual contaba con una división de carreras que llamó por primera vez Scuderia Ferrari, encargada de fabricar vehículos para competición de una manera alejada de la producción en masa enfocándose en la potencia y rendimiento del motor.


Archivo, Alberto Ascari en el Ferrari 125F1, 1950.


La primera fábrica estaba ubicada en Módena, su pueblo natal, sin embargo, al estallar la Segunda Guerra Mundial, la misma fue parcialmente destruída, en dos ocasiones, la primera en noviembre del año 1944 y posteriormente en febrero de 1945, debiendo frenar sus actividades de manera definitiva. 


No fue hasta el año de 1947, terminada la Segunda Guerra y derrotado el régimen fascista de Benito Mussolini, cuando Enzo decide retomar sus operaciones ahora en el pueblo de Maranello lugar en el que hasta el día de hoy siguen operando las oficinas de la marca y donde por fin se estableció Ferrari S.p.A. como el nombre de la empresa.


Archivo, Fabrica de Ferrari en Maranello, Italia.


El Cavallino Rampante


El famoso logo de Ferrari es el emblema más reconocible en el mundo del automovilismo deportivo, el caballo negro erguido sobre sus patas traseras y cola ondeando tiene sus origenes en la Primera Guerra Mundial, gracias a un Piloto de la Fuerza Aérea Italiana, llamado Francesco Baracca, cuyo avión se adornaba con la sombra de este equino en honor a la unidad de caballería a la que había pertenecido inicialmente.


Archivo, Francesco Baracca y su avioneta antes de su muerte en 1918.


Desafortunadamente Francesco murió en combate, y para honrar la memoria de su hijo, los condes de Baracca, padres de Francesco, decidieron cederle la imagen a Enzo en el año de 1927, cuando ya ostentaba un nombre dentro del mundo de los pilotos de carreras; según cuenta en su autobiografía, fue la misma condesa quien insistió en que usara el símbolo representativo de su hijo, aduciendo que usarlo le traería suerte.


Fue así que se adopto la iconica imagen y con el tiempo se fueron añadiendo otros detalles como el color amarillo canario en el escudo, que es el distintivo de la ciudad de Módena y los tres colores representativos de la bandera italiana en la parte de arriba, creando así una identidad nacional asociada a la marca.


Ferrari en la Formula 1


La Escuderia Ferrari es la única en la historia que ha corrido todos los años en la máxima categoría desde su inicio en el año de 1950; asimismo, ostenta el título de la escudería con más títulos de piloto con 15 en total, el último en el año 2007, ganado por el piloto Finlandes Kimmi Raikkonen, lo que la convierte en el mayor referente en el mundo del motor, contando en su historia con pilotos como Juan Manuel Fangio, Niki Lauda, Gilles Villeneuve, Nigel Mansell, Alain Prost y Michael Schumacher.


Actualmente el equipo corre con dos pilotos de primer nivel, el español Carlos Sainz Jr. y el joven monegasco Charles Leclerc.


Ferrari vía instagram: Charles Leclerc y Carlos Sainz Jr.



Actualidad


Hoy en día se estima que Ferrari vende alrededor de 10,0k00 a 13,000 unidades anuales, lo que le permite mantener el estatus de exclusividad propio de la marca, sin embargo, sus ingresos no se limitan a la venta de automóviles, pues ha capitalizado tanto su reputación, que ofrece al público una amplia gama de productos, desde moda de diseñador, licencias para la realización de cualquier tipo de articulo con su logo, hasta experiencias como la que brinda en Ferrari Land, su parque de diversiones en Tarragona, España.


En conclusión podemos afirmar que Enzo Ferrari forjó un legado que fue adoptado por los italianos como un ícono nacional de la ingeniería, el lujo y la velocidad, encarnando la pasión y la excelencia en el mundo del automovilismo. Su historia perdura a través de sus innovadoras creaciones y su inigualable presencia en las pistas, manteniendo su lugar como un símbolo eterno del poder y la elegancia sobre ruedas. lo que le ha permitido trascender en el imaginario colectivo mundial.


44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Suscríbete para recibir novedades exclusivas

¡Gracias por suscribirte!

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

  • Instagram
  • Facebook
bottom of page