top of page

ITALIA TIMES

italia-header.jpg

DANTE TIMES

Legado Italiano en la Arquitectura Mexicana.

Cuando pensamos en la arquitectura mundial, una de las más bellas y famosas es la arquitectura italiana, debido al gran aporte que ha dado como los edificios antiguos y modernos, las decoraciones, las esculturas dentro y fuera de los edificios y muchas cosas más.

 

Los arquitectos italianos son famosos en todo el mundo y de ésta manera han dejado huella y creado vínculos con varias naciones, una de ellas es México. Un gran ejemplo de ello es Adamo Boari.


“Palacio de Bellas Artes” la primera joya arquitectónica.


Escrito por: Andrea Araceli Pichardo Vallado

Foto: Rafael Guajardo


Adamo Boari

Fue un arquitecto italiano reconocido en México, en la Ciudad de México están dos de sus obras maestras, sus aportaciones también se pueden encontrar en los estados de Jalisco, San Luis Potosí y Veracruz.


Boari fue el arquitecto encargado del diseño del edificio y al inicio el nombre de la construcción era Teatro Nacional.

Es un palacio con una combinación de estilos Art Nouveau y Neoclásico al exterior y mayormente Art Decó y elementos Prehispánicos al interior.

El mármol fue el material clave para darle la belleza al recinto, ya que cuenta con mármol de Carrara (mármol predominante), mármol negro y mármol rojo veteado.

Se pueden encontrar esculturas de Leonardo Bistolfi, Edoardo Rubino, Domenico Boni y piezas de ornamentación de Gianetti Fiorenzo (todos escultores italianos).

También se pueden encontrar pegasos, los cuales quedaron a cargo de Agustín Querol (escultor español) y elementos ornamentales por manos de Géza Maróti (arquitecto y escultor húngaro).

Los elementos de herrería estilo Art Nouveau son obra de Alexandro Mazzucotelli (diseñador italiano de herrería).


Foto: Nicouholic


La construcción del edificio inició en 1904 y la primera piedra fue colocada por el entonces presidente Porfirio Díaz, se esperaba que la obra durara 4 años pero se retrasó y muchos años después fue finalizada.

Todo esto debido a la crisis social y económica aunado al inicio de la Revolución Mexicana, acontecimientos que también provocaron la salida de Boari del país, él cual no pudo llegar hasta la etapa final de la obra.

Finalmente Federico Mariscal se encargó de las últimas fases del edificio y se decidió cambiar el nombre del recinto a “Palacio de Bellas Artes”.


Foto: Jul L. G

“Palacio Postal”la herencia en el tiempo.

También conocido “La Quinta Casa Postal”, debido a que es la quinta ubicación a lo largo de su historia, la construcción del edificio inicia el 14 de septiembre de 1902 bajo el mando de Boari (arquitectura) y Gonzalo Garita (ingeniería).

Su estilo es ecléctico debido a que cuenta con elementos de los estilos Plateresco, Art Noveau y Gótico.

El material principal en el exterior del edificio es la cantera de Chiluca labrada, contiene elementos como son: ornamentos, luminarias, piezas de herrería que permiten admirar al palacio desde afuera y que te intriga para que conozcas su interior.

Como todo edificio que tiene como objetivo principal la funcionalidad, se puede observar dentro de sus cuatro pisos como se distribuyen las diferentes áreas para el funcionamiento del servicio postal.

En la planta baja se pueden observar dos elementos importantes, el primero es la parte en donde aún se tiene servicio postal, se compone de elementos de herrería que dan paso al segundo componente: una escalera forjada en bronce por parte de la Fondería Pignone en Florencia y con piso de mármol mexicano, que inmediatamente traslada a quien lo visita a un escenario antiguo.


Foto: Oscar Domínguez


Cuenta con un elevador (réplica del original) que impresiona con los detalles que se pueden observar en el interior y exterior de este, y crea el ambiente perfecto para un viaje en el tiempo.

El reloj monumental alemán es el remate visual en la torre principal que le proporciona la importancia como edificio.

Finalmente en la parte estructural resalta el excelente trabajo de ingeniría civil ya que se pueden observar las vigas que sostienen el techo.


Después de poco más de 5 años finalmente el 17 de febrero de 1907 Porfirio Díaz, entonces presidente de México, inauguró el Palacio Postal.

El 4 de mayo de 1987 es declarado Monumento Artístico.

Aunque son edificios contempóraneos, se puede fácilmente observar la diferencia de su uso de cada uno de ellos, uno es más funcional y el otro mayormente estético, debido a que sólo una avenida los divide (Eje Central) y apreciar que estas diferencias los hacen formar parte de la historia entre dos naciones México e Italia.





221 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Suscríbete para recibir novedades exclusivas

¡Gracias por suscribirte!

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

  • Instagram
  • Facebook
bottom of page