ITALIA TIMES

italia-header.jpg

DANTE TIMES

Pronto!

El otro día escuché a mi amiga Rachele contestar el teléfono con el clásico italiano ¡Pronto! Y pensé en lo bella que era esta expresión, pero ¿por qué?


Nunca había prestado especial atención a la forma habitual de iniciar una conversación telefónica en ningún idioma, quizá porque en las películas en inglés la gente responde con un simple hola o con variaciones del mismo, mientras que Pronto es un "modelo" de saludo que sólo se utiliza en Italia.

Hay varias hipótesis, la primera teoría se remonta a la época en la que para hablar con otra persona había que pasar por la central, un operador (normalmente una mujer, también llamada centralinista) hacía la conexión entre las dos personas.


Así, la persona que llamaba se ponía en contacto con la operadora de la central y ésta intentaba conseguir una línea con la persona que buscaba, pero esto llevaba tiempo y la persona que llamaba tenía que permanecer en la línea; cuando la línea estaba disponible, la operadora de la central decía que la conexión o el enlace estaba pronto, es decir, listo.


Sin embargo, a veces, cuando el tiempo de espera se hacía demasiado largo, la persona que llamaba preguntaba al operador “pronto"?” o ¿listo? para saber si el enlace ya estaba disponible.


Otra teoría explica por qué se responde Pronto! de forma más abrupta y no como una pregunta. Los primeros en utilizar el teléfono fueron los militares y la policía, de hecho la primera conexión telefónica en Milán se realizó entre el Ayuntamiento y los bomberos. En este caso el Pronto! fue dicho por un grupo de bomberos que estaba listo para intervenir, también podría ser que quisieran responder con prontitud y sin perder tiempo.


Estas hipótesis aclaran por qué se responde siempre en masculino y por qué las mujeres no contestan “pronta!” o “lista!” al teléfonvo.


Similar a la expresión utilizada en México “bueno” cuando contestamos el teléfono, nuestro "bueno" al principio era la respuesta que se daba a la operadora de la central para confirmar que el enlace era bueno.


Pero, ¿por qué pensé que era una bella expresión? Porque me hizo soñar con un día en el que yo también pudiera responder Pronto al teléfono; esta esperanza de utilizar expresiones coloquiales italianas que una estudiante de italiano no podría utilizar en México.

Sentir esta cercanía con el italiano me dio felicidad, la felicidad que te da la espera de la llegada de algo, la ilusión como cuando de niños esperábamos a Santa Claus o a la Befana, una ilusión intangible e irracional pero que llena el corazón.


#Italia #DatoCurioso

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Suscríbete para recibir novedades exclusivas

¡Gracias por suscribirte!

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

  • Instagram
  • Facebook